Lunes 16 de Enero 2023
GERARD PIQUÉ

Gerard Piqué revela el restaurante donde nació su amistad y negocios con Ibai Llanos

Gerard Piqué e Ibai Llanos formaron una dupla empresarial que se impone en España.

Ibai Llanos y Gerard Piqué. Fuente: (Especial)Créditos: Especial
Escrito en FÚTBOL el

Apenas se conoció la primera imagen que confirmaba la amistad entre Gerard Piqué e Ibai Llanos, los fans de ambas estrellas no lograban comprender que ocurría entre ellos, debido a que hablamos de personalidades que surgieron en entornos muy diferentes. Sin embargo, el exfutbolista reveló que todo había nacido en un lujoso restaurante japonés de Barcelona llamado Sushi 99.

Ubicado en una de las zonas más exclusivas de Barcelona, el local de comida que pertenece al grupo Bambú esconde entre sus paredes las charlas más jugosas y secretas que han mantenido Gerard Piqué e Ibai Llanos durante todo este tiempo. Pues el bar no solo ha sido un lugar de disfrute para el empresario de Kosmos, sino que también se transformó en la cueva que comparte con socio y en donde han surgido cada una de las ideas que el dúo puso en marcha.

Por otro lado, el restaurante reuniría cada una de las condiciones que Gerard Piqué más valora de un lugar, debido a que el exdefensor del Barcelona ha demostrado en más de una ocasión que le gusta lo mejor de lo mejor. Y Sushi 99 con sus platos exquisitos que no todos pueden permitirse, le dan ese toque de exclusividad que el millonario disfruta.

Gerard Piqué e Ibai Llanos en la inauguración del Mundial de Globos. Fuente: (Especial)

Sushi 99: el restaurante que deleita a Gerard Piqué e Ibai Llanos

Mientras que es sabido que el exjugador de fútbol goza de un gusto refinado por los platillos de comida, el streamer también comparte la misma afición que su compañero de negocios. Pues el conductor nacido en Bilbao también ha llegado a visitar varios de los restaurantes más caros del mundo y compartirlo en sus redes.

Por otro lado, Gerard Piqué e Ibai Llanos ya han dejado en claro que consiguieron ser muy cercanos e íntimos, al punto de que serían capaces de entenderse con un gesto o una mirada, ya que se privaron de contar anécdotas en específico, pero han prometido que volverán a pasarse por el lugar que atesora sus recuerdos.