Martes 17 de Enero 2023
JOANA SANZ

“Se me notaban todos los huesos”: los trastornos alimenticios causaron estragos en Joana Sanz

Joana Sanz, la esposa de Dani Alves, fue una víctima de la implacable industria de la moda. 

Joana Sanz. Fuente: (Minuto en Cancha)
Escrito en FÚTBOL el

Joana Sanz, la esposa de Dani Alves, es una figura muy influyente en las redes sociales, pues, gracias a su carisma y personalidad extrovertida, logró ganarse el cariño de todos los fanáticos del futbolista, a quienes les cuenta, sin ningún tipo de vergüenza, todos los detalles de su vida.

La modelo es muy admirada por su figura alta, delgada y estilizada, sin embargo, no ha sido tan sencillo para ella, pues, aunque para muchos sea difícil de creer, hubo una temporada en la que la incomodidad que sentía con su cuerpo derivó en serios problemas alimenticios. 

Joana Sanz tuvo serios problemas alimenticios. Fuente: (Instagram @joanasanz)

Antes de que Dani Alves se convirtiera en su pareja, Joana pasó por una de las etapas más oscuras de su vida, pues, en su afán por llegar a las pasarelas españolas, dejó de alimentarse de la manera correcta hasta que su pesó bajó a 47 kg.

“Se me notaban todos los huesos, el mundo de la moda te hace mucho daño”, escribió Joana Sanz en su cuenta de la red social Instagram, donde compartió una fotografía de 2014 que dejó impactados a todos sus seguidores. 

Después de superar esta mala etapa, Joana Sanz se siente muy cómoda con su cuerpo. Fuente: (Instagram @joanasanz)

Joana Sanz y sus retoques estéticos

La modelo explicó que en ese momento no era consciente del daño que se estaba haciendo y hasta reveló que su entonces pareja la incitó a bajar de peso para cumplir con sus expectativas. Joana abrió los ojos gracias a una intervención de su mejor amiga y poco a poco fue adoptando hábitos más saludables. 

Joana Sanz no tiene ningún tipo de complejos a la hora de hablar sobre su cuerpo, al que ha sometido a ciertos procedimientos estéticos para sentirse más cómoda frente al espejo. La influencer se inyectó ácido hialurónico en los labios y también perfiló su mandíbula.