Lunes 9 de Mayo 2022
CRUZ AZUL

Cruz Azul: aseguran que Juan Reynoso perdió el control y se fue a los empujones con un jugador

A pesar del mal momento en el vestuario, Juan Reynoso logró llevar al Cruz Azul a los cuartos de final de la Liga MX.

Juan Reynoso, técnico del Cruz Azul. Fuente: (Minuto en Cancha)
Escrito en INTERNACIONAL el

Los últimos días estuvieron repletos de polémica para Juan Reynoso, el entrenador de Cruz Azul, quien, en medio de la presión y la necesidad de mejorar su estilo de juego, habría tenido un fuerte encontronazo con uno de sus jugadores, de hecho, medios locales aseguran que se fueron a las manos. 

Se trata del extremo venezolano Rómulo Otero, quien a principio de temporada fue anunciado como el fichaje estrella del equipo, sin embargo, su rendimiento sobre el terreno de juego dejó mucho que desear, pues, a pesar de ser un jugador talentoso y desequilibrante, Reynoso lo notó muy flojo y con poco compromiso defensivo. 

Rómulo Otero es muy cuestionado por los aficionados del Cruz Azul. Fuente: (Instagram @scorpionotero80)

Según la información divulgada por El Universal Deportes, el entrenador del Cruz Azul tuvo varias discusiones con Otero por la poca colaboración que tuvo en las labores defensivas y, a pesar de que el jugador se comprometió a mejorar, esto nunca sucedió, por lo que Reynoso perdió la paciencia. 

"Resulta que el peruano solicitó más apoyo defensivo al venezolano, quien no estuvo de acuerdo y no contestó de la mejor manera, lo que generó un desencuentro entre ambos que casi acaba a los golpes. Hubo empujones, pero el timonel no quiere saber más de Otero”.

Rómulo Otero le genera pérdidas millonarias al Cruz Azul

Luego de su pelea con el director técnico, Rómulo quedó relegado al equipo de reserva, donde muchos consideran que se desperdicia su talento y su experiencia, ya que se trata de un jugador de selección nacional con un pasado muy destacado en el fútbol brasileño.

Lo más alarmante del caso es que Rómulo Otero no justifica su salario de 2 millones de dólares por temporada, una cifra sorprendente que perjudica seriamente las finanzas del Cruz Azul, por lo que los directivos deben buscarle una solución a este problema lo antes posible.