Sábado 3 de Septiembre 2022
CHILE

Nada pudo hacer: el Milan derrotó al Bologna de Gary Medel

Gary Medel jugó 75 minutos del partido.

Gary Medel. Fuente: (Twitter)
Escrito en INTERNACIONAL el

El Milan venció 2 a 0 al Bologna de Gary Medel con goles de Rafael Leao y del francés Olivier Giroud y, de esta manera, es uno de los líderes de la liga italiana. Por su parte, el equipo de Sinisa tiene solamente un punto y mira de reojo los puestos de descenso.

Desde un comienzo, el Milan le impuso condiciones al Bologna del chileno Gary Medel que fue titular y capitán en su equipo. Durante el primer tiempo, el conjunto local tuvo las ocasiones más claras de marcar y, un ejemplo de ellas fue el tanto marcado por Rafael Leao a los 21.

Medel es el capitán del equipo

En el complemento, nada cambiaría e, inmediatamente, el Milan marcaría otro gol gracias a una excelente definición de Olivier Giroud. Sinisa buscó con cambios darle otra impronta a sus dirigidos pero el final estaba marcado.

Sólo quedaría tiempo para que el defensor de la Selección Chilena fuera reemplazado a 15 minutos del final. De esta manera, Gary Medel cerraría un flojo partido como el de todo su equipo que tendrá el deber de mantenerse en la categoría durante esta temporada.

El chileno batalló en todo el partido

Sinisa y su postura

Por otro lado, el entrenador de Gary Medel en el Bologna reveló que tiene que mejorar su equipo: “En 2 partidos recibimos 10 tarjetas amarillas y 2 tarjetas rojas. Hay advertencias funcionales y disfuncionales en el partido. Disfuncional es cuando se toma una amarilla sin sentido. Yo también era a menudo indisciplinado, a menudo caía en la trampa y me ponía nervioso. Entonces me prometí que no haría estas cosas aquí”.

En la misma línea, Sinisa agregó: “Desde que tenía 26/27 años no caía más en provocaciones, permaneciendo concentrado en lo que tenía que hacer. Sé que no es fácil, tal vez sea más fácil decirlo que hacerlo, pero tenemos que manejar nuestras emociones. Mañana habrá 60.000 personas, hay que estar tranquilos. Nada se resuelve hablando con el árbitro, pero yo fui el primero que durante muchos años no pudo contenerse”.