Miércoles 3 de Agosto 2022
CLAUDIO BRAVO

"Con patatas me los he comido": Claudio Bravo asusta a los rivales en el entrenamiento del Betis

Claudio Bravo se prepara para iniciar una nueva temporada en la liga española.

Claudio Bravo. Fuente: (Minuto en Cancha)Créditos: Minuto en Cancha
Escrito en INTERNACIONAL el

A menos de dos semanas de debutar en la nueva temporada de LaLiga, Claudio Bravo ya comenzó a intimidar a los rivales con el entrenamiento que el Betis decidió publicar en las cuentas oficiales del equipo. Sin fallar ninguna atajada, el portero verdiblanco está preparado para defender los colores del equipo sevillano.

Por medio de Twitter, el club dirigido por Manuel Pellegrini publicó un vídeo a modo de vista previa sobre la precisión que "El Capitán de América" mantiene a la hora de frenar un balón del contrincante. Asimismo, Claudio Bravo aseguró estar más que confiado de su talento para esta nueva etapa.

"Vuela como un águila", destacaron desde el Betis al presumir el rendimiento físico de Claudio Bravo que redobló la apuesta al compartir el clip desde su perfil, en donde el arquero escribió que "Esto lo hago pa divertirme", como forma de bromear con la canción que René de Calle 13 lanzó durante su enfrentamiento mediático con J Balvin.

"Con patatas me los he comido", finalizó la jornada el portero.

Claudio Bravo continúa en la espera de la primera victoria del Betis. Fuente: (Instagram @claudiobravo1)

Los problemas que la renovación de Claudio Bravo en el Betis le darían a Manuel Pellegrini

La renovación del contrato del "Capi" por un año más fue una gran sorpresa para toda la afición, debido a que se calculaba que estaba descartada por la edad del guardameta chileno que cumplió 39 años el pasado 13 de abril. Ahora, el acuerdo y el de otros cinco jugadores ponen en jaque los movimientos en el mercado de pases.

Si bien el trato con Claudio Bravo no llegaría a terminarse antes de tiempo, lo que preocupa al club sevillano es la falta de ingresos por ventas durante las etapas de negociaciones. De esta manera, el ingeniero no tendría otro remedio que cerrar la planilla, ya que están al borde de superar el 70% de los gastos que facturan.