Jueves 8 de Septiembre 2022
CHICHARITO HERNÁNDEZ

La otra cara de Chicharito Hernández: sus negocios e inversiones

El mexicano no solo se destaca dentro de la cancha.

Chicharito Hernández. Fuente: (Instagram).
Por
Escrito en INTERNACIONAL el

Javier Chicharito Hernández es el máximo anotador de la historia del seleccionado mexicano y jugó en clubes de talla mundial como el Manchester United y el Real Madrid. Sin embargo, también supo desarrollarse en otro ámbito muy importante: el de las inversiones, las cuales le han permitido tener una fortuna de $30 millones de dólares.

Hoy en día, Chicharito Hernández mantiene una racha goleadora con el LA Galaxy en la MLS, marcando un doblete en el empate de su equipo ante Sporting Kansas City con los que llegó a sumar 200 goles en su carrera, y aunque también falló un penal en el descuento, es el líder de los dirigidos por Greg Vanney. 

Chicharito ha confesado que se siente en su mejor momento y que solo piensa en volver a la Selección Mexicana. Fuente: (Instagram).

En el ámbito de los negocios, el nacido en Guadalajara ha invertido en varios y diversos rubros que le han hecho construir su fortuna actual como por ejemplo una compañía de relojes, industrias de videojuegos y puros. Pero esto no fue suficiente, ya que el año pasado lanzó su canal donde es streamer y un podcast titulado ‘No somos robots’ en el que habla sobre problemas de salud mental, un tema que cada vez adquiere más relevancia en el mundo y sobre todo en el ámbito deportivo. 

El penal errado ante Sporting Kansas City

El pasado domingo, Chicharito Hernández tuvo la oportunidad de poner en ventaja a su equipo a poco tiempo de que el árbitro pitara el final del encuentro a partir de un penal, pero decidió picar la pelota y esta fue a las manos del arquero John Pulskamp.

Este error del delantero ex Real Madrid puso en riesgo la clasificación a los playoffs de su equipo. Ahora, los LA Galaxy se encuentran octavos en la Conferencia Oeste a tres puntos de los Portland Timbers, séptimos en dicha conferencia. "Fue un error enorme y asumo la responsabilidad. El instinto me jugó una mala pasada", confesó triste al finalizar el partido y agregó que decidió patear así después de ver que el arquero rival se inclinaba hacia un costado.