Sábado 13 de Enero 2024

Merecido reconocimiento: Peque Schwartzman tuvo un emotivo homenaje del club que lo vio nacer

Peque Schwartzman se convirtió en un referente del tenis latinoamericano.

Peque Schwartzman es decimo tercer mejor tenista del mundo. Fuente: (Fuego deportivo)Créditos: Fuego deportivo
Escrito en MÁS DEPORTES el

Peque Schwartzman es uno de los tenistas latinoamericanos más importantes de la disciplina, algo que quedó confirmado cuando se posicionó en el puesto número 13 del ranking ATP, el listado que clasifica a los jugadores a nivel mundial.

Por ello, el club en el que hizo sus primeros entrenamientos decidió homenajear al deportista de 29 años y nombrar el court central del Club Náutico Hacoaj como el jugador, con el fin de que también sirva de inspiración para las siguientes generaciones, comentó el director del lugar.

El tenista tiene una cancha con su nombre. Fuente: (Instagram @dieschwartzman)

La entidad está ubica en Tigre, una zona de Buenos Aires, Argentina, de donde es oriundo el tenista, quien hizo la mayor parte de su preparación en su país antes de decidir abrirse camino en el plano internacional.

Además, la cancha con el nombre Peque Schwartzman será la sede para un torneo de la categoría Challenger, el cual se realizará en enero de 2022, por lo que el deportista decidió aceptar la invitación para recibir un agasajo.

El reconocimiento a Peque Schwartzman

“Es un poco raro, sobre todo por la personalidad que tengo, que soy un poco más cerrado. Trato de no mostrar mucho de los logros ni de lo que hago en el día a día, y que me den un reconocimiento en el club es muy lindo para mí”, comentó.

Más adelante, señaló que ser introvertido a veces no le permite disfrutar de eventos públicos. “En ocasiones es más lindo para los que me rodean, amigos, familia y mi novia, que para mí, que me da timidez y vergüenza, pero es algo muy lindo”, explicó.

El jugador recordó su tiempo de entrenamiento en Buenos Aires. Fuente: (Instagram @dieschwartzman)

Luego, indicó que su tiempo en el club empezó cuando tenía 5 años y concluyó a sus 14, por lo que pasaba la mayor parte de sus fines de semana en las instalaciones para entrenar y aclaró que cuando regresaba de un viaje también prefería volver a esa cancha.

Por último, Schwartzman confesó que hacer proyectos para el club estaba entre sus planes para hacer a su retiro y que se encontraba muy contento de vivir cerca del lugar.