Jueves 12 de Mayo 2022
RAFAEL NADAL

No estaba listo: el insólito desliz que Rafael Nadal tuvo antes de jugar contra Roger Federer

El director del Másters 1000 de Montecarlo contó una divertida anécdota del encuentro entre Rafael Nadal y Roger Federer.

Rafael Nadal y Roger Federer. Fuente: (Minuto en Cancha)Créditos: Minuto en Cancha
Escrito en MÁS DEPORTES el

A pesar de la determinación, el perfeccionismo y la gran cuota de concentración que Rafael Nadal empeña en cada partido, una divertidísima anécdota puso al descubierto que el español también tendría sus grandes momentos de despiste. Así lo confirmó el director del Másters 1000 de Montecarlo, Zejko Franulovic, que recordó el día que "La Fiera" asistió a un partido de exhibición contra Roger Federer sin sus raquetas.

Corría el año 2006, cuando las estrellas del tenis internacional fueron convocados para jugar en el Casino de Montecarlo, pero minutos antes de que el manacorí entrara en la cancha se percató que había dejado sus materiales en el hotel. Sin duda, la organización del evento tuvo que hacer malabares para que el encuentro ocurriese.

Al parecer, Rafael Nadal habría quedado obnubilado con el paseo que les dieron sobre un coche histórico como gran entrada al establecimiento, pues fue su agente el que tuvo que correr hasta el Monte-Carlo Bay para recuperar las raquetas que el español había preparado para la fecha.

"Le dije a Roger que mientras firmara algunos autógrafos a los niños", recordó Franulovic.

El día que Rafael Nadal se olvidó las raquetas antes de enfrentar a Roger Federer. Fuente: (La Soga - Revista Cultural)

No fue la primera vez: el despiste que perjudicó a Rafael Nadal y Andy Murray

Por otro lado, el exjugador de tenis croata no pudo evitar rememorar que no fue la única situación que el mallorquín tuvo que atravesar en la competencia, debido a que un episodio similar ocurrió el día que se enfrentó contra Andy Murray.

Sin embargo, Rafael Nadal fue exculpado en esta segunda ocasión, debido a que el tenista sí llevó sus raquetas, pero esta vez el comité de organización se había olvidado de comprar las pelotas que se utilizarían ese día. Casi sin esperarlo, el gran salvador fue el mismísimo príncipe de Montecarlo que brindó los materiales que tenía en su palacio.