Miércoles 22 de Junio 2022
CHRISTIAN HORNER

Christian Horner apuntó su ira contra Toto Wolff tras las controversiales medidas de la FIA

Las últimas medidas reglamentarias para paliar el 'porpoising' de la FIA dejaron tela para cortar y Christian Horner no se quedó callado.

Christian Horner. Toto Wolff. Fuente: (Minuto en Cancha)
Escrito en MÁS DEPORTES el

La previa del Gran Premio de Canadá de la Fórmula 1 estuvo encendida por las quejas de algunos pilotos y escuderías en relación con el efecto ‘porpoising’. Principalmente, la campaña estuvo encabezada por Mercedes, que increpó a la FIA para que tome medidas urgentes, usando como argumento la seguridad de sus pilotos. Tras lograr su cometido, Red Bull y Ferrari expresaron su descontento. Y, como no es para menos, las tensiones de tinte político enfrentaron una vez más al jefe de la escudería austriaca, Christian Horner, y al mandamás de los alemanes, Toto Wolff

Christian Horner realizó picantes declaraciones sobre Toto Wolff. Fuente: (Twitter)

Según fuentes del medio especializado "Motorsport", el sábado, después de la clasificación, se realizó una reunión en la que Christian Horner y Mattia Binotto apuntaron contra Toto Wolff por exagerar el problema del rebote para obligar a las autoridades a intervenir. Por su parte, el austriaco los acusó de no proteger a sus pilotos. 

Aun así, el jefe de los Toros Rojos mantiene su postura de días atrás y expresó que los problemas de Mercedes no tienen que ver con las nuevas reglas de 2022, sino con un planteo de diseño de su coche W13 que es demasiado rígido.

El jefe de Red Bull estalló tras las últimas medidas de la FIA. Fuente: (Twitter)

"El problema de Mercedes es más grave o, ciertamente, lo ha sido antes (de Canadá) que el de cualquier otro coche. Eso, seguramente, depende del equipo. Está dentro de su control lidiar con eso si no está afectando a otros competidores", le dijo el británico a "Motorsport".

Christian Horner con todo contra Toto Wolff 

Además, Christian Horner aseguró que el gesto de Toto Wolff de querer hacer notar mediáticamente que la queja por el efecto rebote se trataba de una lucha consensuada por todos los pilotos de la parrilla, excepto Fernando Alonso, no era algo cierto. 

"Sé que se ha dicho que otros pilotos se han quejado. Nuestros pilotos nunca se han quejado del porpoising. Han dicho que a algunos circuitos les vendría bien una limpieza, tal vez un reasfaltado en algunos lugares. Pero no hemos tenido ningún problema con los rebotes. El problema es que llevan el coche muy rígido. Creo que su concepto es el problema más que el reglamento", lanzó.

En esta línea ofensiva, Horner también reconoció que no le sorprendió que la FIA tome medidas urgentes cuando es Mercedes la que emite la queja, pero sostuvo que debería ser la escudería alemana la que asuma los costos de su falla en el planteo del W13. "Si un coche es peligroso, un equipo no debería presentarlo: tiene esa opción. O la FIA, si considera que un coche individual es peligroso, siempre tiene una bandera negra a su disposición", cerró.