Miércoles 3 de Agosto 2022
JULIO CÉSAR CHÁVEZ

Casi termina mal: la vez que Julio César Chávez evitó ser secuestrado

La información la dio uno de los policías que ayudó a Julio César Chávez a evitar el secuestro.

Julio César Chávez. Fuente: (Minuto en cancha)Créditos: Minuto en cancha
Escrito en MÁS DEPORTES el

Julio César Chávez se convirtió en uno de los boxeadores más importantes de Latinoamérica, debido a la gran carrera que hizo durante la década de los 90. Después de anunciar su retiro, el exdeportista siguió relacionado con los deportes ahora como comentarista.

Debido a eso, el excampeón mexicano todavía es reconocido por los nuevos seguidores del deporte y anécdotas de su carrera aparecen cada tanto para aumentar su leyenda. Esta vez, fue Óscar Armenta, uno de los  encargados de cuidar al boxeador, el encargado de revelar una situación de peligro que casi vivió Julio César Chávez.

Otro de los compañeros de Armenta, un policía retirado de San Diego, California, comentó que su equipo pudo saber el plan de secuestro a Julio César Chavez gracias a informantes que tenía en los cárteles de Tijuana, que en ese momento tenían enfrentamientos.

Chávez es uno de los boxeadores más importantes de México. Fuente: (Instagram @jcchavez115)

El plan fue armado por el cártel de los Arellano Félix, quienes pensaba llevarse al expugilista y asesinarlo en 2017. Luego, explicó que la idea era enviar el cadáver a Ismael El Mayo Zambada, quien era un narcotraficante sinaloense que tenía problemas con los Arellanos.

Más adelante, detallaron que todo estaba preparado para interceptar a Chávez junto a su hija durante una pelea que tenía su Julio César en abril de ese año. “Cuando se lo lleven van a pedir 2 millones de dólares de rescate y cuando lo entreguen no lo volverán a ver”, dijo el informante.

El plan se iba a realizar durante una de las peleas de su hijo. Fuente: (Instagram @jcchavez115)

Después de eso, agentes del FBI interesados en la aprensión del cartel se acercaron a la casa del empresario de 60 años y le contaron que su vida corría peligro, por lo que le ofrecieron protección. En aquel entonces, “El César del boxeo” aceptó la oferta aún incrédulo de las palabras de las autoridades.

Julio César Chávez y su familia

Actualmente, el exboxeador reside en México y desde allí ha realizado varios negocios y alianzas para mantener su fortuna. Además, construyó un gimnasio al que asiste con frecuencia y con el que espera entrenar al siguiente campeón de su país.

El comentarista también explicó en varias ocasiones que tuvo problemas con su hijo, quien decidió seguir sus pasos en el mundo del boxeo, y enfrentó problemas de adicción. Debido a su experiencia en el tema, fue Chávez uno de los primeros en ofrecerle ayuda a su sucesor, quien pasó varios meses en la clínica de rehabilitación creada por su padre.