Miércoles 3 de Agosto 2022
BOXEO

La ligó toda la familia Chávez: Maravilla Martínez reveló uno de sus mayores enojos

Frente a Julio César Chávez Jr. fue uno de los mejores combates de Maravilla Martínez.

Maravilla Martínez. Fuente: (Twitter)
Escrito en MÁS DEPORTES el

Maravilla Martínez ha sido uno de los mejores boxeadores argentinos de los últimos tiempos en un momento donde este deporte del país sudamericano no pasaba por su mejor etapa, lo que provocó que se agigantase aún más su figura.

Una de las peleas más recordadas de Maravilla Martínez fue contra Julio César Chávez Jr., en donde venció el cinturón mediano del Consejo Mundial de Boxeo. En las últimas horas, el argentino, en una entrevista con “LoSimpleNoVale”, recordó lo que sucedería después.

El combate entre ambos fue muy duro

El excampeón mundial aseguró: “Iba a decir que lo viví con alegría, pero no. En su momento, no era alegría. Estaba enojado con todo el mundo. Me enojé con el Consejo Mundial de Boxeo y con su presidente, el fallecido y amigo José Suleimán. Digo amigo porque después nos hicimos amigos. Tuvimos una amistad tremenda, maravillosa, de verdad“.

Además, Maravilla Martínez declaró: “Me enojé con Chávez padre, Chávez hijo, Chávez madre, Chávez perro. Me enojé con todo el mundo. Yo veía que estaba pasando una verdadera injusticia. Yo era el mejor, pero no era el campeón. El cinturón me lo quitaron de un día para el otro, con un llamado telefónico. Yo quería ese combate. Esa fue la lucha que marcó mi vida”.

Maravilla sigue en actividad pese a su edad

Maravilla vs Chávez

Por otro lado, el reconocido boxeador reveló qué consecuencias le trajo estar enfrentado a importantes personajes: “El haberme enfrentado, como me enfrenté, a varios monstruos gigantes como HBO, como el CMB, como TopRank y haber superado eso, hace que me sienta inmensamente orgulloso de las decisiones que tomé”.

Por último, Maravilla Martínez se refirió al duelo frente a Julio César Chávez Jr: “El combate, adentro del ring, fue lo más liviano de todo. Lo duro fue lo anterior, lo previo. Fueron casi dos años en los que fui campeón y dejé de serlo. Con 35 años, empecé a ver el final de mi carrera y que podía facturar bien. Me estaba dejando muchas lesiones en mi cuerpo y, por lo menos, quería que el boxeo me devuelva mucha pasta, mucho dinero”.