Sábado 13 de Enero 2024
MONEDAS

La Fascinante Historia de la Moneda de Laeliano (Antoniniano) 269 d.C.: Rareza y Valor Numismático

Sumérgete en el mundo de la numismática con la moneda de Laeliano de 269 d.C., un tesoro histórico con un valor excepcional de 1200 euros, destacando por su rareza y calidad única en el mercado de coleccionistas.

Moneda de Laeliano (Antoniniano) 269 d.C. Fuente: (Google).Moneda de Laeliano (Antoniniano) 269 d.C. Fuente: (Google)Créditos: Google
Escrito en MÁS DEPORTES el

La moneda de Laeliano del año 269 d.C., en su formato de Antoniniano, es un testimonio asombroso de la historia antigua que ha perdurado en el tiempo. Con una conservación que oscila entre MBC+ y EBC-, está hecha de cobre, con un diámetro de 20 mm y un peso actual de 3,05 gramos, catalogada bajo RIC-9 y con la ceca de Colonia Agrippinensis, su valor histórico y numismático es incuestionable.

En su anverso, exhibe la inscripción "IMP. C. LAELIANVS P.F. AVG" junto a un busto radiado y acorazado de Laeliano, mirando hacia la derecha, mientras que en el reverso se muestra la figura de Victoria avanzando a la derecha, sosteniendo corona y palma, bajo la leyenda "VICTORIA AVG". Esta combinación de detalles y símbolos históricos la convierte en una pieza de gran interés para coleccionistas y estudiosos de la antigüedad.

Moneda de Laeliano (Antoniniano) 269 d.C. Fuente: (Google)

La rareza de esta moneda de Laeliano, especialmente en esta calidad, la coloca en un lugar privilegiado dentro del mundo numismático. Su escasez en el mercado, junto con su estado de conservación y los detalles únicos de sus grabados, la convierten en una adquisición altamente deseada por coleccionistas y aficionados a la historia antigua.

Moneda de Laeliano (Antoniniano) 269 d.C. Fuente: (Google)

Con un valor estimado en hasta 1200 euros, esta moneda de Laeliano es más que una simple pieza de metal; es un enlace tangible con el pasado, una ventana hacia una época distante que sigue cautivando a quienes aprecian la historia a través de objetos tangibles. Su rareza y calidad destacada la convierten en un tesoro para aquellos que buscan añadir un fragmento de la Roma antigua a sus colecciones.