Sábado 13 de Enero 2024
MONEDAS

La Fascinante Moneda Canadiense de 200 Dólares 1997: Tesoro de Oro con la Máscara Haida

Explora la belleza y rareza de la moneda de Canadá de 200 dólares del año 1997, una pieza de oro 916 milésimas con la impresionante máscara Haida, valorada en 1100 euros, que cautiva a coleccionistas y amantes de la numismática por su escasez y calidad Proof.

Moneda Canadiense de 200 Dólares 1997. Fuente: (Google).Moneda Canadiense de 200 Dólares 1997. Fuente: (Google)Créditos: Google
Escrito en MÁS DEPORTES el

La moneda canadiense de 200 dólares del año 1997 es una joya numismática que destaca por su calidad y diseño excepcionales. Elaborada en oro de 916 milésimas, con un diámetro de 29 mm y un peso de 17,13 gramos, esta pieza se encuentra en estado Proof, lo que resalta su meticulosa elaboración y detalle artístico. Catalogada bajo KM-288 y representando media onza de oro puro, su valor va más allá de su denominación monetaria.

Lo más destacado de esta moneda es la representación de la máscara Haida, un tributo a la rica cultura indígena de Canadá. Esta obra de arte en miniatura captura la esencia y la intrincada belleza de la máscara Haida, un símbolo icónico de la herencia cultural del país. Su rareza y la meticulosa elaboración en oro la convierten en una adición codiciada en colecciones numismáticas de todo el mundo.

Moneda Canadiense de 200 Dólares 1997. Fuente: (Google)

La escasez de la moneda de 200 dólares de Canadá de 1997, especialmente en este estado y con la representación de la máscara Haida, la coloca en una posición única en el mercado de la numismática. Su valor estimado de hasta 1100 euros refleja su demanda entre coleccionistas y amantes del arte, ansiosos por poseer una pieza tan excepcional que fusiona el valor histórico, cultural y numismático en una sola obra.

Moneda Canadiense de 200 Dólares 1997. Fuente: (Google)

Esta moneda no es solo una pieza de oro; es una ventana hacia la rica cultura y la historia de Canadá, encapsulada en la representación de la máscara Haida. Su diseño meticuloso y su rareza hacen de esta moneda de 200 dólares de 1997 un tesoro codiciado para aquellos que buscan piezas numismáticas únicas y significativas.