Viernes 12 de Enero 2024
MONEDAS

Descubriendo la Significativa Moneda de 50 Céntimos del Consejo de Santander: Un Tesoro Valorado en 30 Euros

Sumérgete en la historia y los detalles de una moneda excepcional que encierra la esencia de un momento crucial en la España del pasado.

Moneda de 50 Céntimos del Consejo de Santander 1937. Fuente: (Google).Moneda de 50 Céntimos del Consejo de Santander 1937. Fuente: (Google)Créditos: Google
Escrito en MÁS DEPORTES el

Las monedas tienen el poder de contar historias fascinantes, y entre las gemas de la numismática española se encuentra la moneda de 50 céntimos del Consejo de Santander, Palencia y Burgos, acuñada en 1937. Este tesoro histórico es un testimonio de la Guerra Civil Española, un tiempo tumultuoso y significativo en la historia del país. Emitida durante un período de conflicto, esta moneda de necesidad fue un símbolo de resistencia y funcionó como medio de intercambio en tiempos de escasez económica.

La moneda ostenta un diseño modesto pero revelador. En su anverso, se muestra el escudo de armas del Consejo de Santander, Palencia y Burgos, con la inscripción "CONSEJO DE SANTANDER PALENCIA Y BURGOS". En el reverso, el valor nominal de 50 céntimos se presenta rodeado de laureles, con un diámetro de 19 mm y fabricada en aluminio, detalles que resaltan su singularidad en el mundo numismático.

Moneda de 50 Céntimos del Consejo de Santander 1937. Fuente: (Google)

Esta moneda, debido a su emisión limitada durante la guerra, ha adquirido un estatus de rareza y, como resultado, puede llegar a cotizarse por hasta 30 euros en el mercado de coleccionistas. Más allá de su valor monetario, esta pieza es un testimonio tangible de un momento histórico crucial en España, una época de lucha y resistencia que marcó profundamente la identidad del país.

La moneda de 50 céntimos del Consejo de Santander, Palencia y Burgos de 1937, representa más que un objeto de colección; es un eco tangible de un período tumultuoso. Este pequeño disco de metal encapsula la determinación de un país en tiempos de adversidad, funcionando como un vívido recordatorio de la perseverancia de la sociedad en medio del conflicto. Su escasez en el mercado numismático refleja la importancia que los coleccionistas otorgan a la preservación de la historia a través de objetos cotidianos que trascienden su valor monetario para convertirse en cronistas silenciosos de épocas pasadas.

Moneda de 50 Céntimos del Consejo de Santander 1937. Fuente: (Google)

Esta moneda, con su diseño modesto pero cargado de significado, es un testimonio visual de la lucha y la supervivencia en tiempos convulsos. Su valor como pieza de colección no solo radica en su rareza y valor económico, sino en su capacidad de desentrañar historias, recordándonos que incluso las monedas más simples pueden contener una riqueza histórica que merece ser preservada y apreciada por generaciones venideras.