Sábado 3 de Septiembre 2022
GERARD PIQUÉ

La cruel venganza que Gerard Piqué pondría en marcha para romper el espíritu de Shakira

La prensa española aseguró que Gerard Piqué y Shakira están en el peor momento tras la separación.

Gerard Piqué y Shakira. Fuente: (Minuto en Cancha)Créditos: Minuto en Cancha
Escrito en FÚTBOL el

La relación entre Gerard Piqué y Shakira estaría en su peor momento. Cuando la mayoría pensaba que la tormenta habría pasado al decidir separarse, la prensa española aseguró que el jugador de fútbol planearía una venganza contra la cantante colombiana porque habría sido ella quien reveló el nombre de su novia, Clara Chía Martí.

Así lo expuso Jordi Martin, el paparazzi español que se habría ganado la confianza de la artista al contar que Gerard Piqué habría trazado como estrategia visitar a sus padres todas las tardes junto con su joven enamorada. ¿En qué podría afectarle esto a Shaki? Muy simple, pues la compositora vive en la casa lindera de los padres del defensor catalán.

Bajo esta teoría que lanzó el periodista, parecería cobrar todo el sentido que, de un día para el otro, a Gerard Piqué le hubiera dejado de molestar que la prensa tome fotos suyas, especialmente cuando se pasea con Clara Chía, pues bien conocida es la mala relación que sostiene el futbolista culé con los reporteros.

"No le importa que la cantante los pueda ver juntos", planteó Martin.

Gerard Piqué junto a su novia, Clara Chía Martí, en la boda de su amigo. Fuente: (Caras)

La denuncia que Shakira prepara contra Gerard Piqué

En medio de la lucha por definir la custodia compartida de sus dos hijos en común, Milan (9) y Sasha (7), la intérprete de "Inevitable" podría presentar una demanda por poner en riesgo la vida de su primogénito, ya que habría conseguido una cinta que demostraría que el defensor blaugrana viajó con el niño en el asiento delantero del auto.

Captura del video que Shakira podría presentar en la Justicia. Fuente: (TN)

Ya de por sí, la acción de Gerard Piqué rompería con las reglas de vialidad que establecen que los menores de edad deben viajar en los asientos traseros de los vehículos, pero la cuestión se agravaría porque manejaba a toda velocidad. Incluso, el empresario se habría saltado varios semáforos en rojo para escapar de la prensa.