Jueves 17 de Noviembre 2022
VINÍCIUS JR

Vinícius Jr se convirtió en un ejemplo que lleva esperanza a su ciudad, asolada por el crimen

Vinícius Jr se convirtió en uno de los mejores jugadores del fútbol internacional.

Vinícius Jr. Fuente: (Instagram)
Escrito en FÚTBOL el

Actualmente, Vinícius Jr tiene 22 años, es parte del primer equipo del Real Madrid y se prepara para disputar su primera Copa del Mundo junto a la Selección Brasileña, comandada por Tite. Sin embargo, no todo ha sido color de rosas para el extremo, que creció en una ciudad a las afueras de Río de Janeiro, donde pandillas y grupos armados disputan el control del territorio, mientras los niños se acostumbran a jugar al fútbol en la calle, rodeados de basura. 

São Gonçalo se alista para recibir una nueva visita del astro brasileño de 22 años, que no hace mucho tiempo era un niño callado y, pese al peligro, jugaba al fútbol junto a una autopista. “Vini siempre se mantuvo alejado de los problemas, algo que no todos los chicos logran acá”, relató Paulo Roberto, quien vive al lado de la casa donde Vinícius Jr pasó años durante su infancia y adolescencia, en el barrio Porto do Rosa. 

Vinícius Jr dio sus primeros pasos en el fútbol en su barrio, Porto do Rosa. Fuente: (Twitter)

Hoy en día, la zona es el escenario de una lucha de poder entre narcotraficantes minoristas y algunos grupos de residentes armados. Los frecuentes tiroteos se han encargado de ahuyentar a los niños que antes jugaban al fútbol en las calles del barrio. “Si había demasiada tierra en esta calle, Vinícius y los demás tomaban una pala, la limpiaban y jugaban. Pudimos ver desde el comienzo que Vinícius iba a ser futbolista”, rememoró su vecino. 

El proyecto de Vinícius Jr en la escuela de su barrio

La escuela municipal Paulo Freire de São Gonçalo alberga en un pequeño cuarto un proyecto educativo auspiciado por Vinícius Jr, para que los estudiantes de la misma aprendan a usar las nuevas herramientas tecnológicas. Su exprofesora Ana Cristina Pereira dos Santos se emocionó después de que, junto a unos 20 estudiantes, se reunió para mirar la ceremonia en que la Selección brasileña convocó para el próximo Mundial al niño al que conocían como Vini.

Los alumnos de la escuela a la que concurría Vini, viendo la convocatoria para la Selección brasileña. Fuente: (Instagram)

“Él da esperanza a todos estos niños. Muchos de ellos sueñan con ser futbolistas, no es una sorpresa. Pero otros solo quieren recibir educación y vivir acá con dignidad. Y Vini los enorgullece de ser de aquí”, comentó la educadora que recordó con cariño el paso del futbolista por la institución estatal y aseguró que era un pequeño callado, pero que nunca le dió demasiados problemas.